¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más info - Cerrar
icono-movil
Teléfono de Contacto
627 039 237

¿Qué es el modelo Minnesota? Una buena base para construir el Programa Recovery

Modelo Minnesota para recuperación de personas adictas en Ourense
12/11/2019
admin


1.- Dónde surge el Modelo Minnesota

El modelo surge de la llamada  “Experiencia Minnesota”. En el estado de Minnesota, USA, surgieron entre 1948 y 1950 tres centros pioneros de tratamiento del alcoholismo, para cubrir la necesidad de atención a los alcohólicos que, hasta el momento, sólo recibían tratamiento hospitalario. Los tres centros:  Pioneer House, Hazelden y Willmar State Hospital continúan buscando soluciones para la atención integral del enfermo alcohólico y/o adicto.

El modelo Minnesota rompió muchos paradigmas que se utilizaban en el tratamiento de las adiciones (prioritariamente el alcoholismo), proponiendo un tratamiento de rehabilitación intensivo, de corta duración que se encuentra a la vanguardia de los tratamientos actuales para las enfermedades adictivas.

El modelo Minnesota parte de la base de que la adicción es una enfermedad sin cura conocida, pero con una recuperación posible.

Este modelo, permite que el paciente se incorpore rápidamente a sus actividades y que no se desligue de su entorno. Se trata de un enfoque integral y multidisciplinar, basado en los Doce Pasos (AA y NA). El modelo parte de la base de que la adicción es una enfermedad sin cura conocida,  pero  con una recuperación posible.

Se desmarca de otros tratamientos al empezar a nombrar alcoholismo como una enfermedad. De esta forma, le quita el peso de la culpa al alcohólico , hablando más de las consecuencias de la enfermedad (como causas), que como parte de un defecto moral.El modelo Minnesota trabaja como eje fundamental la adicción como enfermedad cuyas consecuencias son de ámbito social, físico, mental, emocional y espiritual.

Se rompió el antiguo paradigma que afirmaba que la adicción era un síntoma de otra enfermedad o situación, empezando a tratarla como eje del problema. La adicción pasa a ser una enfermedad primaria, no una consecuencia. Este modelo se enfoca en una enfermedad que no tiene cura, que necesita de recuperación continua y que requiere de apoyo espiritual y de crecimiento personal.

2.- Bases del modelo Minnesota

El modelo Minnesota se basa en los siguientes supuestos básicos:

  1. La negación de la enfermedad. El componente común entre los alcohólicos y/o adictos es que beben/consumen demasiado, independientemente de su raza, clase social y forma de beber. Su vida se va convirtiendo en un cúmulo de despropósitos y autodestrucción, pero el alcohólico/adicto sigue bebiendo/consumiendo sin mesura.
  2. El alcoholismo (y por tanto la adicción) es una enfermedad crónica, progresiva y mortal de necesidad si no se detiene.
  3. El enfermo alcohólico (el adicto) no es culpable con sus acciones, no se ha buscado la enfermedad. Al ser una enfermedad, el alcohólico (adicto) no es culpable (básico para entender el  modelo).
  4.  Es una enfermedad  crónica y primaria. No es una enfermedad o síntoma subyacente.
  5. Se contemplan las adicciones “múltiples” como consecuencia de la químicodependencia. El adictos puede tener una sustancia de preferencia pero en numerosas ocasiones se convierte en un “químicoepeniente”, ya que sustituye su sustancia de preferencia por otra sustancia química que mantiene la adicción.
  6. El consumo de alcohol y/o droga es un síntoma de la enfermedad. Por eso, muchos profesionales cuando se elimina el consumo creen que la enfermedad se ha curado.

3.- Los 2 objetivos del modelo Minnesota

El modelo contempla dos objetivos a largo plazo:

  1. La abstinencia: contempla todo tipo de drogas y la desaparición del deseo.
  2. Crear y construir una vida de calidad física, mental y emocional con un sentido y con un propósito (ESPIRITUALIDAD).

4.- Metas a corto plazo del modelo Minnesota

  1. Conseguir que el adicto y la familia acepten la enfermedad y sus consecuencias.
  2. Hacer ver al adicto y a la familia la necesidad de ayuda.
  3. Identificar las conductas que el adicto tiene que cambiar para poder iniciar una nueva vida sin drogas.
  4. Empujar y motivar a la acción constructiva para  desarrollar una vida diferente.

Si te apetece puedes echarle un vistazo a nuestro modelo de referencia para ayuda a personas adictas

Etiquetas: Modelo Minnesota
Valoraciones
[Votos: 2 Promedio: 5]

Post Relacionados

Comentarios

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Orixe Adicciones
  • Finalidad: Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
  • Destinatario: Orixe Adicciones
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.